Inicio MERRIENDA POL√ćTICA Segunda parte de la 4T: regresi√≥n o rompimiento

Segunda parte de la 4T: regresión o rompimiento

17
0

 

Ya han concluido las elecciones más grandes de la historia democrática de este país, millones de ciudadanos decidieron la continuidad de la autodenominada Cuarta Transformación, será para un amplio sector social un segundo sexenio con la misma postal de 2018, todo el poder a modo para el titular del Ejecutivo, lo diferente es que será la primera mujer presidenta. Habrá que seguir con detenimiento lo anterior en los meses de la entrega recepción López Obrador- Claudia Scheinbaum, estará a prueba en las siguientes semanas si la presidenta electa mantiene el mismo discurso de su mentor o va a imponer su sello personal de gobernar, si habrá regresión autoritaria o se da el rompimiento político de mentor a alumna.

Muchos esperan más sensatez y apertura de la presidenta electa a partir de lo que ella declaró en la plancha del Zócalo la noche del pasado domingo, pero también existen dudas sobre todo por el anuncio de una gira de agradecimiento juntos y el mantenimiento del mismo secretario de Hacienda. La duda persiste en que tanto Claudia Scheinbaum se sacudirá la sombra de López Obrador una vez que este sea ex presidente y ella tenga que mostrar su plan nacional de desarrollo y nombrar a su gabinete.

Para Claudia Scheinbaum ya no habr√° excusas, no podr√≠a permitirse un segundo sexenio reclamando a ex presidentes o haciendo consultas a mano alzada, tampoco privilegiar el esquema burocr√°tico de diez por ciento capacidades y pedir lealtad a ciegas; a partir de entrar en funciones su meta tendr√° que ser dar resultados en √°reas sensibles como seguridad p√ļblica, salud, educaci√≥n, manejo econ√≥mico o sector energ√©tico sin mantener la polarizaci√≥n que vivi√≥ el pa√≠s durante este sexenio.

Tendremos una presidenta de la Rep√ļblica con amplia legitimidad, un Poder Legislativo mayoritario, gobernadores de entidades federativas y congresos locales afines al partido oficial, ser√≠a insensato perder esa mayor√≠a legislativa en discursos de polarizaci√≥n o en la exhibici√≥n p√ļblica de sus cr√≠ticos. La presidenta electa tiene frente a s√≠ el mundo ideal para las reformas constitucionales en temas de seguridad p√ļblica, econom√≠a, justicia y sector energ√©tico, todas las podr√° realizar la pr√≥xima titular del Ejecutivo siempre y cuando transiten por el umbral de la transparencia y la rendici√≥n de cuentas. En ese sentido se espera que sea razonable, no vomitable, se espera que construya, no que destruya, esa es la encrucijada que viene.

Muchos analistas pol√≠ticos y los mercados de divisas han visto con preocupaci√≥n lo que sucedi√≥ el domingo pasado y la enorme mayor√≠a parlamentaria que tendr√° la pr√≥xima presidenta de la Rep√ļblica. Para algunos expertos en los sistemas pol√≠ticos M√©xico va camino a la restauraci√≥n del sistema de partido hegem√≥nico, para otros es la continuidad de lo que se ha denominado ‚Äúobradorato‚ÄĚ, para otros es la mutaci√≥n del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a Movimiento de Regeneraci√≥n Nacional (Morena), para otros es el mismo PRI de siempre piloteando el sistema pol√≠tico junto al modelo neoliberal y para otro sector de analistas el triunfo de Morena es el fin de la transici√≥n y el inicio de un nuevo r√©gimen pol√≠tico.

Los mercados financieros por ejemplo reaccionaron con el deslizamiento de la paridad peso-d√≥lar algo normal dado el mecanismo de libre flotaci√≥n, el anunci√≥ de la permanencia del secretario de Hacienda Rogelio Ram√≠rez de la O hecho por el presidente de la Rep√ļblica y avalado horas despu√©s por la candidata electa Claudia Scheinbaum Pardo es lo que provoca el nerviosismo burs√°til. Ese deslizamiento peso-d√≥lar seguir√° en la misma proporci√≥n a la incertidumbre que la presidenta virtualmente electa emita en sus conferencias, lo que los mercados financieros quieren de ella es la certeza econ√≥mica para invertir los pr√≥ximos seis a√Īos. Si vemos que la pol√≠tica de la presidenta electa en torno a temas sensibles al sector energ√©tico, el libre comercio, la participaci√≥n de empresas el√©ctricas y los amagos de expropiaci√≥n en aras de la soberan√≠a no cambia entonces los mercados seguir√°n reaccionando en contra de la sostenibilidad de la moneda mexicana.

En resumen, un segundo sexenio de la autobautizada Cuarta Transformaci√≥n tiene que tener precisamente forma, contenido y forma para que incluya a todos los mexicanos y mexicanas, debe tener pol√≠ticas p√ļblicas basadas en evidencia, medidas y evaluadas, un segundo sexenio de Morena en el poder dilapidando el dinero p√ļblico en obras opacas mediante adjudicaciones directas no le vendr√° bien al pa√≠s por m√°s estabilidad macroecon√≥mica que se quiera presumir. Si de verdad quiere gobernar, resolver y limitar la desigualdad social Claudia Scheinbaum tendr√° que romper el bast√≥n de mando envenenado que le entreg√≥ L√≥pez Obrador para que ella construya el propio. Veremos si ello sucede.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí